05/03/2022
 6 minutos

¿Vale la pena invertir en relojes Tudor?

De Jorg Weppelink
Tudor-Investment-Magazin-2-1
En nuestro canal de YouTube encontrará más reseñas, tutoriales, charlas y entrevistas sobre relojes de lujo

Tudor ha creado algunas de las novedades más interesantes en la feria Watches and Wonders de este año. La marca de relojes presentó dos nuevos modelos que reviven el espíritu de dos Rolex muy icónicos y muy queridos. El primero es el nuevo Tudor Black Bay Pro, que evoca el legendario Rolex Explorer II ref. 1655 de los años 70. Este Rolex Explorer II de primera generación es inmensamente popular entre los seguidores de Rolex. Con el Tudor Black Bay Pro, Tudor ha presentado su versión del reloj clásico, cosechando muchos elogios del mundo de la relojería.

El nuevo Tudor Black Bay Pro

La segunda novedad que remite a un reloj Rolex del pasado es el Tudor Black Bay GMT de acero y oro con bisel negro y marrón. Este modelo revive la estética de los famosos modelos Rolex GMT-Master «Root Beer», el primero de los cuales se presentó en 1970 y sufrió diferentes ejecuciones a lo largo de las décadas. Tudor se ciñe al diseño de los primeros modelos de los años 70 con su nuevo Tudor Black Bay GMT. Tanto con el Black Bay Pro como con el Black Bay GMT, Tudor da la oportunidad de disfrutar de los grandes estilos de Rolex del pasado a un precio asequible.

¿Rolex o Tudor? El nuevo reloj GMT negro y marrón de Tudor

Invertir en relojes Tudor: ¿seguirá Tudor a Rolex?

Como todos sabemos, la subida de los precios de los relojes Rolex parece no tener fin. ¿Pero qué pasa con Tudor? ¿Su aumento de popularidad también ha provocado un aumento de los precios de la marca hermana de Rolex? La respuesta es tanto «sí» como «no». Deje que le explique por qué, porque esta historia tiene varias caras.

Evidentemente, hay una gran diferencia entre los relojes Tudor vintage y los actuales y modernos, que comenzaron con el relanzamiento de la marca en 2009, y especialmente con la introducción de la línea Tudor Black Bay Heritage en 2012. Empecemos con los relojes Tudor antiguos. Como algunos sabrán, Tudor no siempre fue la marca popular que es ahora. Inicialmente se concibió como una alternativa más asequible a Rolex que ofrecía el mismo diseño, calidad e incluso algunas piezas de Rolex —cajas, brazaletes, coronas y biseles— y las combinaba con movimientos estándar. Tras la presentación de sus primeros relojes en 1946, Tudor lanzó una gran variedad de modelos a lo largo de las décadas que hoy sirven de inspiración para su colección actual.

Modelos icónicos de Tudor Vintage que merecen su inversión

1. Submariners Tudor vintage

A lo largo de su historia, Tudor sacó dos importantes relojes que se han convertido en los favoritos de los aficionados a la marca. El primero es el Tudor Submariner, presentado en la década de 1950. Aunque está claramente influenciado por los Submariner de Rolex, el Tudor Submariner presenta elementos que muestran un desarrollo gradual hacia una marca más distintiva, como las manecillas en forma de copo de nieve, que suponían un claro alejamiento del aspecto de Rolex. Probablemente los más legendarios entre los Tudor Submariner son los llamados modelos MilSub que se entregaron a la Marina Nacional francesa (Marine nationale) y que se reconocen por sus esferas y biseles azules.

Un Tudor Submariner vintage de los años 70

2. Cronógrafos Tudor legendarios

La segunda serie icónica vintage son los cronógrafos Tudor. Todo empezó en 1970 con el Tudor Homeplate, que fue rápidamente renovado y reintroducido como Tudor Monte Carlo. Conocido por sus atrevidos y extravagantes diseños de esfera, el Monte Carlo marca un claro contraste con Rolex, y ha ganado gran popularidad entre los aficionados a los Tudor vintage. Además, la marca también introdujo los cronógrafos Big Block, que son esencialmente parecidos a los Rolex Daytona, pero con movimientos diferentes y, en consecuencia, con diseños de esfera distintos.

Precios de los relojes Tudor vintage

Le recomiendo encarecidamente que se sumerja en la historia de los Tudor Submariner, Monte Carlo y Big Block, ya que hay bastantes modelos interesantes dentro de estas series. Y cuando descubra esta historia, verá que con la creciente popularidad de la marca Tudor en los últimos diez años, los precios de los modelos Tudor vintage también han aumentado considerablemente. Puede verlos entre 5500 y 11 000 €, y a veces mucho más para modelos raros y piezas en perfecto estado. Esto nos lleva a preguntarnos si los precios de estos relojes antiguos seguirán subiendo. Dada la revalorización general de los codiciados relojes de época, sin duda lo harán con el tiempo. Curiosamente, hemos visto estabilizarse los precios de bastantes referencias. Pero si Tudor sigue lanzando grandes relojes nuevos y sigue siendo popular entre un gran público, es muy probable que los precios de las piezas vintage de la marca suban gradualmente.

Los modelos Tudor modernos valen la inversión

Ir de los modelos Tudor vintage a los modernos supone solo un pequeño paso. Gran parte de la colección actual de Tudor se inspira en diseños del pasado. Pero con los relojes modernos también hay una dinámica diferente que determina si un reloj se revaloriza. El bombo y platillo, la disponibilidad y la popularidad general juegan un papel importante en el precio de los relojes que aún se fabrican. Si observamos algunos de los modelos recientes más populares de Tudor, como el Black Bay, el Black Bay Fifty-Eight, el Black Bay GMT y el Tudor Pelagos, lo que destaca inmediatamente es que todos los modelos habituales están disponibles a precios razonables que no superan sus precios de catálogo.

El Tudor Black Bay Fifty-Eight: uno de los modelos Tudor más populares

Tudor: realmente alcanzable

La principal razón para invertir en relojes Tudor es la disponibilidad. Si quiere hacerse con un nuevo Tudor, puede hacerlo. Puede llevar un poco de tiempo, ya que los modelos más populares tienen listas de espera, pero no debe preocuparse por no conseguir uno en un distribuidor autorizado. Sin embargo, debe evitar comprar un Tudor justo después de su presentación, porque el bombo que rodea a los nuevos lanzamientos implica precios más altos a corto plazo; una vez que se calme el entusiasmo, será mucho más fácil conseguir uno. Esto se puede comprobar con las presentaciones recientes. El Tudor Pelagos FXD, que se presentó no hace mucho, sigue ofreciéndose por encima de su precio de venta al público. Pero una vez que más y más personas adquieran su Pelagos FXD, veremos que los precios acaban bajando. El precio inflado es puramente el resultado de la emoción de poder hacerse con uno antes de tiempo mientras otras personas siguen esperando. Una vez que el entusiasmo ante la novedad desaparezca, los precios bajarán y los relojes Tudor estarán disponibles a precios normales. Se puede observar el mismo patrón con todas las presentaciones recientes de Tudor, incluido el Black Bay Pro. Las primeras piezas suelen ofrecerse a precios ridículos, pero una vez que el reloj está más disponible y el polvo se asienta, los precios bajan.

Invertir en relojes Tudor

En la última década, Tudor ha conseguido construir una marca fuerte basada en el desarrollo de productos inteligentes y una clara estrategia de marketing. Por fin se ha desprendido de su antigua imagen del «Rolex de los pobres», emergiendo como la hermana pequeña de Rolex con su propia y clara firma. En esencia, la marca ha tomado la connotación negativa de estar bajo Rolex y la ha convertido en su propia ventaja. Y no podemos más que felicitar a Tudor por esta hazaña, que ha dado lugar a una gran apreciación mundial de la marca entre los entusiastas de los relojes. Pero esto no significa que Tudor tenga el mismo estatus que Rolex. «La Corona» sigue siendo una marca única que no solo fabrica relojes, sino que también ofrece oportunidades de inversión con ellos. Aunque los relojes Tudor vintage también pueden ofrecer una opción de inversión (teniendo en cuenta la estabilización de su precio a lo largo del tiempo), sus modelos modernos no han alcanzado ese estatus. Sin embargo, de alguna manera, deberíamos alegrarnos de ello. Los relojes Tudor están hechos para llevarlos y disfrutarlos en la muñeca en lugar de guardarlos en una caja fuerte. Por eso debería comprarlos, y por eso espero que encuentre el Tudor adecuado para llevarlo y apreciarlo durante años. ¡Feliz caza!


Sobre el autor

Jorg Weppelink

¡Hola! Me llamo Jorg y escribo artículos para Chrono24 desde 2016. No obstante, mi relación con Chrono24 se remonta a más atrás, ya que mi pasión por los relojes …

Ir al autor

Últimos artículos

Tudor-Zenith-Magazin-2-1-V2
09/30/2022
La guía de relojes
 4 minutos

Patek Philippe, Zenith y Tudor: bienvenidos al club de los descatalogados

De Pascal Gehrlein
Fehlkäufe-vermeiden-Magazin-2-1
09/28/2022
La guía de relojes
 5 minutos

Evitar las malas compras: 3 consejos para comprar sus próximos relojes

De Pascal Gehrlein
Cartier-Magazin-2-1
09/21/2022
La guía de relojes
 3 minutos

El mercado relojero y el ascenso de Cartier

De Thomas Hendricks

Destacados

Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink
5-Rolex-Invest-2-1
Rolex
 6 minutos

Las 5 mejores inversiones potenciales de Rolex en 2022

De Jorg Weppelink
ETA-Republish-Magazin-2-1
Relojes y técnica
 7 minutos

Movimientos ETA: ¿tecnología precisa y fiable o producción en masa sin personalidad?

De Robert-Jan Broer
Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink