04/03/2020
 6 minutos

¿Realmente son una buena inversión los relojes?

De Jorg Weppelink
Rolex GMT Master II Pepsi 126710BLRO, Image: Bert Buijsrogge

Rolex GMT Master II Pepsi 126710BLRO, Image: Bert Buijsrogge

Pocos productos pueden igualar las conexiones personales que establecemos con nuestros relojes. Usamos relojes a diario. Son útiles, nos permiten expresar nuestro estilo y, a menudo, gozan de un valor sentimental que nos une a ellos. La combinación de todos estos elementos es lo que hace que muchas personas disfruten de llevar un reloj cada día.

Por supuesto, la cantidad de dinero que hayamos invertido en un reloj también influirá en los sentimientos que nos genere este. Pero, ¿y si elimináramos el aspecto emocional por un momento y nos centrásemos exclusivamente en el dinero? La gente siempre busca maneras diferentes de invertir el dinero ganado con el sudor de su frente. ¿Son los relojes una buena inversión, entonces? ¿También en tiempos de incertidumbre económica?

La respuesta no se puede reducir a un sí o un no. Echemos un vistazo a los diferentes tipos de inversiones posibles y lo que suponen para usted como comprador.

El Santo Grial

De manera similar al mercado de los coches y muebles antiguos, la industria relojera ha experimentado un auge en el número de inversores que tratan de enriquecerse con la compraventa de relojes, sobre todo en subastas de alto nivel. El ejemplo más notable es la subasta de 2017 del Rolex Daytona Paul Newman, que perteneció al mismo Paul Newman y se vendió por la astronómica cifra de 17.75 millones de dólares (unos 16 millones de euros). La subasta incluyó una selección de 50 relojes, y casi todos se vendieron a precios increíbles.

Pero, ¿significa eso que el importe de todos los relojes vendidos en subasta irá aumentado con el paso del tiempo? No necesariamente. Solo unos pocos duplicarán o triplicarán su valor en un futuro cercano, y muchos precios especulativos se basan únicamente en el revuelo que han creado ciertos modelos. No existe una explicación racional para las sumas que se llegan a pagar en estas subastas, pero, como se suele decir, a los tontos no les dura el dinero.

Patek Philippe Nautilus Perpetual Calendar, Image: Patek Philippe
Patek Philippe Nautilus Perpetual Calendar, Imagen: Patek Philippe

La mayoría de los relojes que se venden por tales cantidades vienen con una historia: «este reloj era de un famoso», «este reloj fue el primero en llegar al espacio», «este reloj es único». Todas ellas son historias genéricas sin una conexión personal con el inversor. Sin embargo, son precisamente estas anécdotas las que disparan el valor de unos relojes que ya de por sí son caros y solo unos pocos afortunados se pueden permitir. Para tener siquiera la posibilidad de comprar un reloj en subasta, deberá poseer una cartera bien abultada y muy buenas conexiones. Y quizá entonces, si se hace con uno, establezca una conexión emocional con su ejemplar más allá de su valor económico. Estos vínculos emocionales son los que hacen que la industria relojera sea única. ¿Quién se pone sensible al pensar en fondos cotizados en bolsa? Los relojes no solo son objetos tangibles, sino que también albergan un valor sentimental, y este es el motivo por el que son menos susceptibles a las fluctuaciones del mercado. El tiempo avanza más despacio en el mundo de la relojería, y a veces esto puede ser una ventaja. Los mercados financieros no influyen en la nostalgia, y menos aún en el caso de ciertos codiciados modelos vintage cuyo número es limitado. Los coleccionistas que se han hecho con uno de estos valiosos ejemplares son mucho menos propensos a dejarse llevar por el pánico y venderlos.

Una apuesta segura

Quizá lo que busca sea invertir en un buen reloj que realmente se vaya a poner. En tal caso, es probable que le interese adquirir un ejemplar con un precio más razonable y que al menos mantenga su valor. Hay unas pocas marcas, o más bien modelos, cuyo valor aumentará debido tan solo a su escasez o a que son clásicos establecidos.

Estos modelos no se consideran clásicos sin razón. Todos ellos dan testimonio de excelencia relojera, se han convertido en iconos para sus marcas que han supuesto un cambio en la industria y protagonizan algunas de las mejores historias que nos unen a nuestros relojes.

Los modelos deportivos de Rolex son el ejemplo más famoso. Si desea hacerse con un Rolex Submariner, un Daytona, un Sea-Dweller o un GMT-Master II nuevos, tendrá que ponerse a la cola junto a todos los demás. Y si lo que busca es un Rolex deportivo vintage, verá que, casi sin excepción, el valor de estos relojes se ha mantenido o ha aumentado con el tiempo. No cabe duda de que son una inversión bastante segura a largo plazo.

Otro reloj cuyo precio se ha disparado es el Audemars Piguet Royal Oak, en especial el modelo Royal Oak Jumbo y sus sucesores. El Royal Oak, el reloj deportivo de lujo por antonomasia, goza de una gran demanda porque representa una revolución en el diseño de los relojes y es una muestra de maestría técnica. Cuando se introdujo en 1972, el Royal Oak no causó un gran impacto, pero la opinión ha ido cambiando poco a poco durante las últimas cinco décadas, y a día de hoy este modelo es uno de los mayores iconos de la industria de los relojes de lujo.

Otra buena inversión es un Omega Speedmaster Professional vintage, también conocido como «Moonwatch». Este modelo quizá ostente la historia más inspiradora que puede llegar a tener un reloj, la cual no solo demuestra su excelencia técnica, sino que además es una de las más famosas del mundo de la relojería. Los precios de los Speedmaster Professional antiguos han ido subiendo de manera gradual, por lo que siguen siendo una inversión muy segura.

Otros dos relojes clásicos excelentes a nivel técnico y en los que también merece la pena invertir son el Patek Philippe Calatrava y el Jaeger-LeCoultre Reverso. Hay que tener en cuenta, no obstante, que es necesario investigar un poco para entender qué modelos en concreto son especiales y puede que tengan más demanda en el futuro. Pero son todas esas pesquisas las que crean una relación especial con los relojes y le harán apreciarlos más aún. Son gran parte del placer de poseer un ejemplar y, al final, incluso mejor que el saber que ha hecho una buena compra.

Los posibles clásicos

En el siguiente grupo se encuentran los clásicos en potencia que tal vez aumenten de valor con el tiempo. Es increíblemente entretenido especular acerca de qué relojes se convertirán en clásicos icónicos y generarán una demanda que, en consecuencia, hará que sus precios aumenten. Esto requiere mucho más estudio e imaginación que los otros grupos de los que hemos hablado hasta ahora. Deberá familiarizarse con cada marca, sus modelos y lo que hace que sus diseños y tecnología sean únicos.

Por supuesto, los relojes populares de marcas conocidas suelen ser inversiones relativamente estables y seguras. En el peor de los casos, perderá un poco de dinero. En el mejor, ganará una suma considerable. Algunos ejemplos con potencial son el IWC Portugieser Chronograph, el Omega Seamaster, el Panerai Luminor y el TAG Heuer Carrera.

Este tipo de relojes le harán vivir una aventura que los de las demás categorías no pueden ofrecerle. En este viaje se creará su propia opinión sobre qué relojes aumentarán de valor en el futuro. Salga en busca de esa gema que nadie más ha reconocido, y si se convierte en el reloj perfecto disfrutará de los frutos de su inversión.

Quizá todo esto suene fantástico y emocionante, pero requiere paciencia. Los precios de los relojes no suelen aumentar dramáticamente en unos meses; ni siquiera en un par de años. Si cree que un ejemplar es especial, deberá conservarlo durante un largo periodo de tiempo antes de poder recuperar su inversión inicial. Pero si su predicción era cierta, sin duda le pondrá una gran sonrisa en la cara.

En cualquier caso, es importante tener expectativas realistas cuando se va a invertir en relojes. Prepárese no solo a invertir dinero, sino también una gran cantidad de tiempo, pues lo necesitará para familiarizarse con las marcas, los relojes y sus historias. Realizar una compra inteligente implica encontrar un gran reloj que mantenga su valor (por si decide venderlo algún día) y disfrutar de él durante años.

Seguir leyendo

Los relojes como inversión: ¿mantienen su valor con los años?

Una nueva herramienta para los amantes de los relojes: la Watch Collection

La evolución del valor del Rolex Daytona


Sobre el autor

Jorg Weppelink

¡Hola! Me llamo Jorg y escribo artículos para Chrono24 desde 2016. No obstante, mi relación con Chrono24 se remonta a más atrás, ya que mi pasión por los relojes …

Ir al autor

Watch Collection


Destacados

2
Modelos
 5 minutos

Una nueva incorporación a la familia Prospex: la nueva serie Seiko Prospex LX

De Jorg Weppelink
Best Watches under $2,000
Guía del comprador
 5 minutos

Los mejores relojes de menos de 1500 €

De Tom Mulraney
¿Qué es un movimiento de fabricación propia?
Relojes y técnica
 5 minutos

¿Qué es un movimiento de fabricación propia?

De Tom Mulraney
Best Watches under $2,000
Guía del comprador
 5 minutos

Los mejores relojes de menos de 1500 €

De Tom Mulraney
¿Qué es un movimiento de fabricación propia?
Relojes y técnica
 5 minutos

¿Qué es un movimiento de fabricación propia?

De Tom Mulraney

Últimos artículos

Omega für Anfänger 2-1
09/17/2021
Guía del comprador
 6 minutos

Omega para principiantes: los mejores modelos por menos de 5000 €

De Donato Andrioli
james-bond-2-100
09/15/2021
Modelos
 4 minutos

James Bond: seis actores Bond y sus relojes

De Chrono24
09/14/2021
Modelos
 5 minutos

MB&F LM Perpetual: un calendario perpetuo como ningún otro

De René Herold