05/05/2022
 9 minutos

¿Qué determina el precio de los relojes raros?

De Sebastian Swart
Seltene-Uhren-Magazin-2-1

Más de 200 000 € por un Patek Philippe Nautilus en acero inoxidable actual, más de 15 millones de euros por un antiguo Rolex Daytona propiedad de Paul Newman, muchos miles de euros por insólitos relojes vintage cuyos fabricantes eran completamente desconocidos para algunos hasta hace poco: los precios de los relojes de lujo modernos con disponibilidad limitada y de los relojes raros vintage de alta calidad se han disparado desde hace varios años. En el caso de algunos fabricantes y sus modelos, esto conduce a precios a veces desorbitados difíciles de entender desde un punto de vista racional. 

En una época en la que los mercados fluctúan cada vez más rápido, los fabricantes apuestan por una comunicación que apela a lo emocional y por colocar de una manera un tanto artificial pocos ejemplares en el mercado: la codicia va en aumento. Ya sea por pasión, por interés inversor o por el deseo de demostrar al vecino a quién le suena más el monedero; en todo el mundo, un número asombroso de personas están dispuestas a invertir sumas muy elevadas en relojes de lujo. En este artículo, analizamos qué determina el precio de un reloj raro o difícil de encontrar. Para ello, nos fijaremos en los motivos de compra tanto subjetivos como objetivos a partes iguales. 

¿Se gastaría más de 200 000 € en este Rolex Daytona de platino?

1. La ley de la oferta y la demanda

En las economías de libre mercado, la demanda regula el llamado precio de equilibrio. A grandes rasgos, este precio surge cuando coinciden el precio, la cantidad ofrecida y la cantidad demandada de un bien en un mercado. ¿Demasiado abstracto? Un ejemplo: TAG Heuer está dispuesto a vender a través de su red de distribuidores su nuevo Aquaracer Professional 200 Date a un precio de catálogo de 2600 € y usted está dispuesto a pagar este precio. Hay acuerdo y el precio de equilibrio es de 2600 €. Además, el modelo mencionado está disponible fácilmente, tal vez incluso haya un exceso de oferta. Esta última circunstancia puede hacer que el precio del Aquaracer baje y que el precio de catálogo se vea mermado. 

El precio es muy diferente si, por ejemplo, se busca un modelo raro como el TAG Heuer Autavia (ref. 2446C GMT) de los años 60 en buen estado. Ahora el precio de equilibrio se desajusta, ya que estos ejemplares son raros y, además, muy codiciados. Por lo tanto, el afortunado propietario de este reloj podrá sacar beneficio en el mercado. Mientras que este reloj costaba solo unos cientos de marcos cuando se presentó, hoy vale unos 12 000 €. Esto no se puede explicar racionalmente, puesto que se trata de un reloj de segunda mano con tecnología anticuada. Por lo tanto, lo más probable es que dicho aumento de precio y la compra de un modelo de este tipo se deban a que tiene un carácter puramente emocional y apasionado, similar a la de los coches vintage. 

El TAG Heuer Autavia ref. 2446C GMT: un codiciado reloj vintage

El precio de equilibrio, sin embargo, puede quedar completamente fuera de control si el fabricante no quiere o no puede satisfacer la demanda de un producto y acaba retirando el producto del mercado por completo. Puede que ya lo haya adivinado, uno de los ejemplos más paradigmáticos es el descatalogado Patek Philippe Nautilus con referencia 5711/1A-010. Este reloj, ya muy difícil de encontrar, se negociaba, incluso antes de que se anunciara su retirada, al doble de su precio de catálogo, unos 30 000 €. A mediados de abril de 2022, este modelo costaba de media en Chrono24 unos 206 000 €. 

Este reloj está fabricado en acero inoxidable simple y ofrece indicador de hora, minutos, segundos y fecha. Es un reloj realmente sencillo. Parece casi grotesco, por tanto, que el precio de mercado del Patek Philippe Nautilus referencia 5712/1A que incluye indicador de fase lunar y reserva de marcha, así como pequeño segundero, sea 6000 € más barato. Si se toma como base el precio de catálogo de algo más de 43 000 € para este modelo, todavía se quedará aún más estupefacto. Así pues, probablemente nunca se alcanzará un precio de equilibrio. 

Conclusión: La alta demanda con baja disponibilidad y una proyección emocional en el modelo muy elevada determinan los precios de los relojes de lujo. Por esta razón, existen relojes sencillos de tres agujas de fabricantes populares que cuestan a veces bastante más que relojes muy complicados de marcas menos populares. 

The Philippe Nautilus ref. 5712/1A – more complicated, but less expensive than the three-hand model
El Patek Philippe Nautilus ref. 5712/1A: más complicado y, sin embargo, más barato que el modelo de tres agujas

2. La huida hacia inversiones alternativas y la limitación a pocos ejemplares de manera artificial

Los bajos tipos de interés, el aumento de los precios de los inmuebles, la pandemia de la covid, la crisis climática y la agresión bélica del Kremlin contra Ucrania: la historia coloca a la humanidad de nuevo en un punto de inflexión. Aquellos que ya poseen propiedades, que han guardado un poco de oro y están indignados con la fluctuación continua de la bolsa, buscan formas alternativas de inversión, como el arte o las joyas. Los relojes de lujo de alta calidad entrarían también en esta manera alternativa de invertir, ya que son arte y joyas a la vez. Así pues, un reloj artesanal es una joya para la muñeca y puede ser una inversión estable. 

A escala mundial, cada vez más personas parecen darse cuenta de ello e invierten su dinero en relojes raros. La fiebre masiva de los mercados mundiales por los relojes de lujo lleva incluso a que los modelos que antes eran fáciles de conseguir sean ahora inusuales. La nueva generación de jóvenes adinerados chinos, en particular, parecen haber descubierto la pasión por los relojes de lujo. Esto se observa desde hace tiempo en marcas como Rolex, Patek Philippe y Audemars Piguet, entre otras. Aunque los relojes de estas marcas no son raros en el sentido estricto de la palabra, ya que se producen en un número relativamente grande, la disponibilidad a precio de catálogo tiende a ser escasa. 

Por supuesto, la industria relojera hace tiempo que ha reconocido el aumento de la demanda mundial y echa mano de sus variadas estrategias. Las ediciones limitadas de líneas de relojes populares son una herramienta especialmente conocida. El fabricante de relojes Omega domina especialmente bien el arte de las ediciones limitadas. Por ejemplo, actualmente existen innumerables ediciones limitadas del popular Speedmaster Professional Moonwatch, algunas de las cuales se venden a precios considerables. 

Un vivo ejemplo es el Omega Speedmaster Silver Snoopy Award (ref. 311.32.42.30.04.003), lanzado en 2015. Este reloj conmemora la misión del Apolo 13 en 1970 y está limitado a 1970 piezas. La esfera está adornada con la mascota de la NASA, Snoopy, el famoso sabueso de la serie de dibujos animados sobre la pandilla Peanuts. Mientras que el reloj estaba disponible originalmente por 5800 €, hoy en día el precio puede superar los 30 000 €. Lo mismo ocurre con el Speedmaster Speedy Tuesday 2 «Ultraman«, limitado a 2012 piezas, cuya esfera está adornada con la «Beta Capsule», la cápsula de transformación de Ultraman. Debajo de la aguja, en el totalizador, se encuentra la silueta de la cabeza de Ultraman, que solo es visible bajo luz ultravioleta. 

El precio original de 6.020 € se ha duplicado en unos 5 años. No hay que olvidar que estos relojes son técnicamente absolutamente idénticos al modelo estándar, que está disponible por un precio comparativamente más bajo de 4500 €. 

Conclusión: La huida hacia formas alternativas de inversión, un estricto lanzamiento de ediciones limitadas, el hecho de fomentar la escasez de ejemplares de manera artificial y unas características de diseño únicas determinan el precio de los relojes raros. 

El Omega Speedmaster Professional Moonwatch ref. 311.32.42.30.04.003 de edición limitada: Snoopy lo hace posible.

3. Historias que esconden los relojes y sus anteriores propietarios

En los años 60, el Rolex Cosmograph Daytona llegó a considerarse el patito feo de Rolex. Este reloj era bastante caro y acumuló bastante polvo en los expositores de los comerciantes. Rolex incluso quiso retirar el modelo de la gama hasta que un tal Paul Newman descubrió el reloj. La estrella de Hollywood y piloto de carreras aficionado lució ante las cámaras y de buen grado su modelo con el número de referencia 6239 y esfera exótica o «exotic dial». Se le puede ver con él en numerosas imágenes. Como detalle, cabe mencionar que la tapa trasera de este reloj está adornada con el grabado «Drive Carefully Me», encargado por la esposa de Newman. En 1980, Newman regaló el Daytona al novio de su hija en aquel momento. El valor de ese reloj en ese entonces era de unos 200 €. 

En 2017, la familia Newman sacó el envejecido Rolex Daytona del cajón y decidió subastar el reloj. El resto es historia. En octubre de 2017, el Daytona de Paul Newman se vendió en una subasta por el equivalente a 15.3 millones de euros. Probablemente, son los cientos de euros mejor invertidos de la historia. 

El aumento de precio del Rolex Daytona Paul Newman: de 200 dólares a varios cientos de miles.

Por supuesto, este es un ejemplo extremo, que no ocurre todos los días. Sin embargo, la subasta disparó los precios de todos los Daytona que pueden venderse con la firma del nombre Paul Newman. Un buen ejemplo es el Daytona Paul Newman ref. 6264, cuyo precio lleva más de dos años rondando los 300 000 €. 

Sin embargo, la historia no va siempre de Rolex y sus famosos. En la película antibélica Apocalypse Now, de Francis Ford Coppola, de 1979, Martin Sheen, haciendo el papel de capitán Willard, llevaba un reloj de buceo Seiko con la referencia 6105-8110. Por supuesto, esto no pasó desapercibido entre los amantes de la relojería y este modelo se hizo muy popular. En Chrono24, esta versión antigua del modelo cuesta alrededor de 2000 €, un múltiplo más de su precio original. Seiko se dio cuenta de la expectación que suscitaba el reloj y presentó varias variantes nuevas bajo el nombre de Captain Willard, que se pueden comprar por poco más de 1000 €.  

Hay muchos otros ejemplos de famosos usuarios de relojes, como Steve McQueen, que es conocido por toda una serie de relojes. El primero y más importante es su TAG Heuer Monaco ref. 1133, que llevó en la película de carreras Las 24 horas de Le Mans de 1971. Un ejemplar de esta época cuesta alrededor de 14 500 €. Hoy en día, TAG Heuer no para de presentar un sinfín de modelos Monaco, algunos de los cuales son, por supuesto, ediciones limitadas. Sin embargo, ninguno de ellos alcanza el precio del original.  

Entre el 7 y el 8 de mayo, el Rolex Daytona ref. 6239 en oro de Eric Clapton será subastado en la casa de subastas Phillips de Ginebra. Se calcula que la recaudación será de 1.45 millones de dólares. Es muy probable que los precios de mercado de esta referencia también aumenten en Chrono24.  

Conclusión: El valor de un reloj raro o de una línea de relojes viene determinado en gran medida por su historia. Si además se puede demostrar que el reloj tuvo un propietario famoso, los precios pueden dispararse hasta cotas inimaginables.

Il Seiko 6105-8110 indossato dal Capitano Willard in Apocalypse Now
El Seiko 6105-8110 del Capitán Willard de la película Apocalypse Now

4. Origen y prestigio: «Swiss Made«

Suiza está considerada la cuna de la relojería moderna. A lo largo de los últimos siglos, ningún otro país ha sido capaz de forjarse una mejor reputación por la calidad y la precisión de los relojes de alta calidad. A día de hoy, el reloj suizo representa el paradigma de la tradición y la dedicación al producto. Sin embargo, en los años 80, Suiza se vio sumida en el abismo de la crisis del cuarzo provocada por los relojes de cuarzo japoneses, a raíz de la cual innumerables fabricantes de relojes tuvieron que cerrar. Años más tarde, apasionados de la relojería y empresarios como Jean-Claude Biver y Nicolas Hayek consiguieron resucitar algunas de las marcas más importantes y unirlas bajo el paraguas del actual Grupo Swatch. 

El concepto de los nuevos pioneros de la relojería suiza era claro: los mejores relojes del mundo se fabrican en Suiza y están destinados a durar toda la vida. Casi todos los fabricantes de relojes suizos reproducen esta promesa en sus campañas publicitarias en todo el mundo, y están surtiendo efecto. 

Por supuesto, sabemos que los mejores relojes también se fabrican en Alemania, Francia o Japón, pero la etiqueta «Swiss Made» ha sabido generar una identidad muy potente en la que casi todos los compradores se pueden identificar. Sin embargo, la mayoría de la gente también es consciente de que muy pocas marcas de relojes suizos consigue tener toda la cadena de valor en Suiza.

Grand Seiko Batman ref. SBGJ237: GMT con calibre automático Hi-Beat

Y así ocurre que incluso los relojes Grand Seiko —que pueden rivalizar fácilmente con muchas de las grandes marcas suizas— mantienen su valor con dificultad. Sin duda, esto también se debe a que la empresa ni ha creado una idea de mito como concepto de la empresa, ni tampoco apuesta por un marketing sofisticado, al menos en Alemania.  

Por lo tanto, un Grand Seiko GMT ref. SBGJ237 con un calibre automático Hi-Beat de primera clase puede conseguirse por unos 5200 €, mientras que el precio de catálogo de Seiko es de 7000 €. La situación es exactamente la contraria con el Rolex GMT-Master II 126710BLNR «Batman». En este caso, el precio de catálogo es unos 10 000 € y el precio de mercado asciende a más de 24 000 €. 

Nota: Cuando se envió a redacción este artículo, había 487 Rolex Batman en Chrono24 y, en cambio, la oferta del mencionado Seiko era de apenas 44 piezas. La lista de comparaciones podría continuar indefinidamente. Con muy pocas excepciones, un reloj suizo superará a su competidor equivalente de otro país. 

Conclusión: La marca y el origen son decisivos para el precio o el valor de un reloj. Si se compara con la industria relojera suiza, la mayoría de los fabricantes de relojes de otros países tienen dificultades para mantener su posición en lo que respecta al precio. «Swiss Made» era y es una etiqueta con una identidad fuerte, independientemente de cuánto de «suizo» tenga el reloj en última instancia. 


Sobre el autor

Sebastian Swart

He utilizado Chrono24 durante años para comprar y vender relojes, así como para informarme sobre ellos. Los relojes me han fascinado desde que tengo memoria. Ya de …

Ir al autor

Últimos artículos

Tudor-Zenith-Magazin-2-1-V2
09/30/2022
La guía de relojes
 4 minutos

Patek Philippe, Zenith y Tudor: bienvenidos al club de los descatalogados

De Pascal Gehrlein
Fehlkäufe-vermeiden-Magazin-2-1
09/28/2022
La guía de relojes
 5 minutos

Evitar las malas compras: 3 consejos para comprar sus próximos relojes

De Pascal Gehrlein
Cartier-Magazin-2-1
09/21/2022
La guía de relojes
 3 minutos

El mercado relojero y el ascenso de Cartier

De Thomas Hendricks

Destacados

Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink
5-Rolex-Invest-2-1
Rolex
 6 minutos

Las 5 mejores inversiones potenciales de Rolex en 2022

De Jorg Weppelink
ETA-Republish-Magazin-2-1
Relojes y técnica
 7 minutos

Movimientos ETA: ¿tecnología precisa y fiable o producción en masa sin personalidad?

De Robert-Jan Broer
Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink