04/27/2021
 6 minutos

Comprar un Rolex: ¿es racional o emocional?

De Tom Mulraney
Rolex Emotion

Comprar un Rolex: ¿es racional o emocional?

Rolex es una de las marcas de relojes de lujo más exitosas del planeta. También es la más polémica, al menos si se pregunta a la apasionada comunidad relojera en la que nos sentimos un poco (o mucho) como en casa. No hay que investigar demasiado para encontrar a gente debatiendo los méritos y las dificultades de poseer un Rolex. A diferencia de otras marcas que hacen acto de presencia en cuanto se habla de ellas, o al menos buscan avivar las conversaciones, Rolex no parece tener el menor interés en participar en este tipo de diálogos o controversias. De hecho, la marca parece no prestar atención al interés, a veces fanático, que sus productos suscitan, lo que, por supuesto, no hace sino enfurecer aún más a sus detractores. Rolex es el maestro del juego a largo plazo, modificando constante, pero solo ligeramente, un modelo durante años, si no décadas, en su interminable búsqueda de la perfección. La opinión popular o «lo que el mercado piensa» que deben hacer nunca parece desviarles de su camino. ¿Podría ser esta una de las razones que les ha ayudado a mantenerse en la cima durante tanto tiempo?  

¿Está bien que nos guste Rolex?
¿Está bien que nos guste Rolex?

Todo esto es normal para los amantes de los relojes. Llevan debatiendo animadamente sobre los relojes Rolex desde que, bueno, existen los Rolex. Pero, ¿qué pasa con los recién llegados que se quedan boquiabiertos ante la gran cantidad de información y debates (en su mayoría online)? Todas las preguntas que surgen aquí tienen el potencial de aturdirnos. ¿Está bien que nos guste Rolex? ¿Qué dice de nosotros el que nos compramos uno? ¿Qué piensa realmente la comunidad sobre la marca? ¿Valen el dinero que cuestan? La lista continúa. La realidad, sin embargo, es más matizada que un simple blanco y negro. La decisión de comprar un Rolex es tan emocional como racional. Estamos hablando relativamente, gastar miles de euros en una tecnología anticuada que ofrece una funcionalidad significativamente menor que la de un smartphone medio es un tema para otro artículo. Por eso hemos elaborado una lista de los argumentos a favor y en contra con los que se puede encontrar a la hora de decidirse a comprar su primer Rolex. 

Estatus y prestigio (también conocido como «Mi derecho a presumir de reloj») 

Pare a alguien en la calle la próxima vez que tenga ocasión y pídale que le nombre la mejor marca de relojes de lujo del mundo. Hay muchas posibilidades de que diga Rolex. Esto no significa necesariamente que sea cierto, pero la realidad es que todo el mundo conoce Rolex. En términos de reconocimiento de marca, está a la altura de gigantes como Apple, Coca-Cola y Nike. Dependiendo de su opinión sobre el tema, esto puede verse como un enorme pro o contra. Hay muchas personas que adoran la idea de llevar un reloj que la gente reconocerá en cualquier lugar como un costoso objeto de deseo. Uno lleva un Rolex porque tiene éxito, al menos, eso es lo que siempre implicaba el anuncio de televisión. Otros, mientras tanto, se resisten a la idea de este tipo de atención no deseada. Para ellos, un Rolex en la muñeca equivaldría a ponerse un cartel de «róbenme» en la espalda. Se trata de una decisión totalmente personal y llena de matices. Aunque llevar un Rolex no le convierte automáticamente en un snob hambriento de estatus y engreído, tenga en cuenta que algunas personas pueden, de hecho, verle así a pesar de todo. 

Un Rolex en la muñeca cuenta una historia de éxito.
Un Rolex en la muñeca cuenta una historia de éxito.

Innovación

La reputación de Rolex de ser la mejor no es solo un truco de marketing. La marca trabaja legítimamente para evolucionar y mejorar constantemente sus productos, aunque esos cambios no sean siempre los más populares. Por ejemplo, Rolex implementó un pequeño, pero sensacional ajuste en su reloj de buceo profesional Sea-Dweller hace varios años añadiendo una lente Cyclops. Olvidemos que Rolex inventó esta lente a principios de los años 50 y que la ha utilizado en muchos de sus relojes desde entonces; muchos vieron como una herejía que la empresa añadiera esta pequeña franja de cristal de aumento que sobresale sobre la ventana de la fecha del Sea-Dweller. Hasta 2017, la lente Cyclops estuvo notablemente ausente en el Sea-Dweller, que es exactamente como a la mayoría de la gente le gustaba. Entonces, ¿por qué Rolex hizo este cambio después de 50 años? Bueno, con este modelo, por fin habían desarrollado una forma de tener una lente Cyclops en la esfera que siguiera permitiendo que el Sea-Dweller mantuviera su increíble clasificación de resistencia al agua de 1220 m. Además, el reloj cuenta con una fecha ampliada, lo que proporciona una experiencia de uso aún mejor. Así que, desde esta perspectiva, la cuestión no es tanto un intento de ser popular, sino de crear la mejor versión posible de un reloj.    

Calidad y precisión

Si alguna vez se ha puesto un Rolex moderno en la muñeca, sabrá que ofrecen una sensación de uso muy buena. Sólidos, bien construidos, con un bello acabado y perfectamente equilibrados. Los mecanismos internos de un Rolex son, por supuesto, más que notables (aunque no es probable que los vea nunca, dada la política no oficial de la marca de solo usar fondos de caja sólidos). Hablando de fabricación de primera clase, el brazalete Oyster es, para mí, uno de los mejores del mercado. Con ese satisfactorio «clic» del cierre de seguridad Oysterlock, junto con el ingenio del sistema Glidelock para permitir el ajuste preciso, es una herramienta bellamente construida. Con un Rolex, usted está comprando el producto de un fabricante integrado verticalmente que diseña y produce todo internamente, respaldando la calidad de cada uno de sus productos y de los cientos de componentes individuales con los que están construidos. Seguro que otras marcas se han puesto al día en este sentido (me viene a la mente Omega), pero Rolex será siempre pionera y líder en la calidad y la precisión.   

Rolex garantiza la calidad y la precisión.
Rolex garantiza la calidad y la precisión.

Versatilidad

A todos nos encantaría tener la capacidad económica necesaria para hacernos con una gran colección de relojes de alta gama. Sin embargo, para la mayoría de nosotros, la realidad es que probablemente solo vamos a poseer uno o dos relojes realmente lujosos a la vez. Esto hace que sea importante elegir un modelo que pueda llevar en cualquier lugar y para cualquier ocasión. Modelos como el Rolex Datejust y el Oyster Perpetual son opciones fantásticas en este caso. Son una mezcla ideal de estilo y profesionalidad, están bien construidos, se reconocen al instante en la muñeca y quedan muy bien en la oficina, con opción a adoptar un aspecto más relajado en la playa o disfrutando con los amigos en su bar favorito. Sin duda, no todos los Rolex ofrecen esta versatilidad. El Sky-Dweller ocupa mucho espacio en la muñeca, nadie lo llamaría un reloj «sutil». También ha sido diseñado para vestir de forma más o menos elegante, especialmente con la introducción del popular y deportivo brazalete Oysterflex. 

Precio y disponibilidad

Ninguna discusión sobre Rolex está completa sin tocar al menos los dos puntos dolorosos de la marca: el precio y la disponibilidad. Los relojes Rolex son caros. Un Submariner nuevo cuesta bastante más que un Omega Seamaster 300 nuevo, a pesar de que ambos modelos tienen especificaciones similares. Se podría argumentar (como hacen muchos) que un Submariner mantiene su valor significativamente mejor que un Seamaster (o cualquier otro modelo comparable, para el caso), lo que lo convierte en una mejor inversión. Ahora bien, en un mundo en el que ambos modelos estuvieran igualmente disponibles, esta línea de pensamiento tendría sentido. Pero la realidad es que Rolex tiene un problema de disponibilidad. Es prácticamente imposible entrar en un distribuidor autorizado de Rolex y comprar cualquiera de los populares relojes herramienta de la marca, por no hablar de sus modelos de acero.  

Esta escasez contribuye a la retención del valor y, al mismo tiempo, ofendiendo aún más a los aficionados a los relojes. ¿De qué sirve, argumentan, crear un producto deseable si nadie puede comprarlo nuevo al por menor? Pero, ¿no es esa la cuestión? Si la decisión de compra fuera puramente racional, la gente lo dejaría así y elegiría otra cosa. Sin embargo, ese no es el caso, y por eso Rolex tiene un rendimiento económico tan fuerte en el mercado secundario. Los motivos de esto ocuparían otro artículo, aquí bastará con decir que mucha gente está dispuesta a pagar por encima del precio de venta al público para asegurarse el Rolex de sus sueños. Que decida ser uno de ellos o no depende enteramente de usted, lo que hace que ya no podamos hablar de lo correcto o lo incorrecto. Como cada elemento en esta lista, todo se reduce a su preferencia personal. 

Seguir leyendo


Sobre el autor

Tom Mulraney

Creciendo en Australia en los años 80 y 90, a mí alrededor no había mucha afición por los relojes. Solo había un vendedor autorizado de relojes de alta gama en …

Ir al autor

Últimos artículos

Fashion Icons and Their Watches
03/13/2024
Lifestyle
 5 minutos

Los relojes de lujo de los iconos de moda actuales

De Chrono24
Años bisiestos: relojería explicada
02/29/2024
Lifestyle
 4 minutos

La importancia de los años bisiestos en la relojería

De Aaron Voyles