05/31/2023
 8 minutos

¿Aún vale la pena invertir en relojes?

De Kristian Haagen
Rolex-Sea-Dweller-2-1
Ein Klassiker unter den leistungsstarken Taucheruhren – Rolex Sea-Dweller

Existen los coleccionistas y los entusiastas, y luego existe la gente que solo compra relojes para revenderlos y sacar dinero. Pero, ¿sigue habiendo relojes en los que merezca la pena invertir si su objetivo es ganar dinero?

Cuando me pidieron que escribiera un artículo sobre el tema de si los relojes seguían siendo una buena inversión, inmediatamente mi primera reacción fue: «Nunca he invertido en relojes; más bien, los colecciono». Es un comentario bastante típico que se oye a los coleccionistas de relojes experimentados, pero, sinceramente, no es más que palabrería. Es como cuando tu cuñado, un poco borracho en Nochebuena, empieza a fanfarronear y a dar su opinión mostrando que sabe mucho. Inmediatamente, haces como que le miras, pero desconectas de la conversación. Ya sabes lo que te va a decir, y probablemente no te va a interesar lo más mínimo.

Otra frase que suelo usar también con los jóvenes coleccionistas es que hay que invertir en uno mismo y en su propia felicidad; eso, y comprar solo lo que uno se pueda permitir. Además, explico cómo enamorarse es lo más parecido a la locura, y que uno pierde la cabeza cuando está loco. No obstante, también suelo hacer un monólogo sobre aquel día soleado en Mónaco en 2009, cuando, al contrario de lo que digo en mi primera frase, compré un Patek Philippe Nautilus Chronograph ref. 5980 que no podía permitirme. La frase, pronunciada con una sonrisa en la cara, pero entre un poco culpable y un poco orgulloso, era algo así como: «El vino se apoderó de mí. Llevaba dos botellas ya. Y me pareció lo más sensato en aquel momento».

Finalmente, suelo terminar mi monólogo con estas palabras: «Sin embargo, en el avión de vuelta de Niza a Copenhague al día siguiente, me prometí a mí mismo que nunca volvería a beber». No obstante, a pesar de todo lo dicho y de unas cinco mil botellas de vino ya en mi cuerpo, no me arrepiento de mi compra aquella bonita tarde en Mónaco. Todo lo contrario. El año pasado, dos minutos antes de que la crisis ucraniana acabara con el sobresaturado mercado relojero, vendí ese reloj, y hay que reconocer que obtuve bastante beneficio. No hace falta mentir; el reloj que puso a prueba mis finanzas en 2009 resultó ser el generoso patrocinador no solo de una cocina nueva, sino también de un cuarto de baño adicional en el piso de arriba para los niños y de un gimnasio completo en nuestra casa.

El poder haber accedido a ese dinero y haberme evitado tener que ir a pedir a nuestro banco, me genera ahora una enorme satisfacción. No lo gasté en otro reloj ni en más vino. En su lugar, «invertí» en cosas muy diferentes: una cocina que quedaría perfecta para Instagram, un baño extra que mantiene a los niños más aseados que nunca y un gimnasio con el que sudo mi consumo diario de vino. Dinero bien gastado.

¿Quién soy yo para decir que coleccionar relojes no es una inversión? Evidentemente, es un poco contradictorio, pero cuando empecé a coleccionar, no se trataba de ganar dinero con los relojes que compraba. Se trataba más bien de pasión por la relojería. Eso fue a principios de los noventa. Internet era nuevo para todos nosotros, y los debates en foros de internet sobre relojes eran fascinantes y reveladores, ya que nunca había existido una comunicación tan masiva sobre nuestras marcas favoritas.

Volviendo al tema de este artículo, debo admitir que viendo cómo está el mercado actual puede parecer bastante difícil adivinar qué relojes se convertirán en el futuro en una buena inversión monetaria. Sin embargo, en mi colección de relojes, y al hojear los anuncios en chrono24.com, se ven algunas joyas por descubrir. Y sí, algunos Rolex están entre ellas (sorprendentemente).

Rolex Sea-Dweller ref. 16600

Rolex Sea-Dweller ref. 16600
Rolex Sea-Dweller ref. 16600

Con un periodo de producción entre 1989 y 2009, el Sea-Dweller ref. 16600 nunca se ha considerado como el reloj más apto para colecciones. Se promocionaba como una versión ligeramente más cara que el Submariner ref. 16610 y se anunciaba con una resistencia al agua de 1220 m (4000 pies). Reconozcámoslo, pocos sentían el impulso de pagar ese dinero extra para llevarlo en la muñeca a diario. Si tuviera que competir con un Submariner sin fecha, la ref. 14060 sería perfecta. Además, ahorraría suficiente dinero para salir con su pareja a cenar y enseñárselo al camarero: menos dinero, pero, no obstante, un Rolex.

Pero tengo algo que decir: la ref. 16600 juega en su propia liga. No solo es hermético hasta 1220 m, sino que esta referencia es también sólida como una roca, y se ve increíble sin la lente Cyclops de aumento sobre el indicador de la fecha. La ref. 16600 nunca fallará ni le defraudará. Nunca será «un reloj de buceo más». El Rolex Sea-Dweller ref. 16600 incluye lo más atractivo que un diver puede tener. Sin embargo, no es el reloj deportivo Rolex neovintage más caro del mercado; de hecho, un buen ejemplo de esta referencia le costará menos que un Milgauss moderno, y solo un poco más que un Datejust con cristal de zafiro de los años 90. Actualmente, una ref. 16600 —sin estuche ni papeles— puede ser suya por unos precios que oscilan entre 7850 € y 9300 €.

 

Con su aspecto conservador y su robusta construcción, la ref. 16600 no debe faltar en la colección de todo coleccionista de Rolex. No obstante, siempre hay quien duda de este modelo. Esto lo convierte en un reloj que merece la pena tener en cuenta si está empezando su colección. ¿En qué punto de la lista de espera de los distribuidores se encuentra usted para adquirir un nuevo Rolex Submariner?

Rolex Milgauss ref. 116400

Rolex Milgauss ref. 116400
Rolex Milgauss ref. 116400

Cuando Rolex presentó el Milgauss en 1956, el reloj apelaba al apasionado de la era espacial que llevamos dentro. Con una jaula de Faraday para protegerlo del magnetismo —que puede ser fatal para un movimiento mecánico—, el Milgauss era útil para ingenieros, pilotos, electricistas y otros profesionales expuestos a campos magnéticos y herramientas. Su segundero, con forma de rayo, dejaba poco espacio para la duda y dejaba claras sus propiedades antimagnéticas; un diseño que también se utilizó en el Milgauss ref. 116400.

Presentado en 2007, este Milgauss de 40 mm no solo estaba disponible con esfera negra o blanca, sino también con esfera negra y zafiro verde. Como el más contemporáneo de los tres en términos de Rolex, este último siempre ha sabido atraer mayor atención, especialmente después de que se introdujera la versión de esfera «Z-blue» en 2014.

Sin embargo, el Milgauss ref. 116400 nunca fue tan popular como otros modelos deportivos de acero del catálogo de Rolex. Ha sido solo recientemente que pasó a ser un Rolex con lista de espera. Y justo cuando lo había conseguido, desapareció del catálogo de la marca de la corona.

Si busca un Rolex de acero de tamaño decente que todavía esté disponible a un precio razonable, no busque más. Y si le atrae el aspecto un tanto anónimo de la esfera negra ref. 116400, entonces este es realmente el reloj para usted. Con precios que comienzan en un poco menos de los 10 000 €, la compra de este modelo deja margen para un buen movimiento al alza, especialmente cuando el resto del mundo se dé cuenta de que el Milgauss ya no existe y empiece a babear por uno.

 

Tank Américaine

Tank Americaine Rose Gold
Tank Américaine en oro rosa

No le culparé si no acaba de imaginarse al Tank Américaine como un reloj que será deseado en el futuro en toda colección. Después de todo, un Tank es un Tank, ¿no? Pues lamento llevarle la contraria, pero no es así. Puede que el ilustre Tank Américaine de 1996 fuera el típico reloj que no llegara a explotar nunca, pero no deja de ser un reloj muy atractivo que se sitúa cómodamente entre el Tank Classique básico y el Tank Cintreé más caro.

El Tank Américaine existe desde hace años, justo allí en las vitrinas. Probablemente, lo ha ignorado sin darse cuenta, ya que el Tank Classique, y aún más el Santos, han sido los que realmente han recibido toda la atención en los últimos años. Esto explica por qué Cartier ha pasado de estar «en algún lugar de los escalones superiores» a colocarse justo en la segunda posición siguiendo a Rolex. En la muñeca, el Tank Américaine ofrece una elegancia que el CEO Cyrille Vigneron describió recientemente en una entrevista en Watches & Wonders como «la complicación más distinguida de la marca».

Vigneron tiene razón, por supuesto. Cartier no es una marca de tourbillons, repetición de minutos o calendarios perpetuos. En cambio, Cartier posee un código particular de elegancia que no tiene rival. Por tanto, podemos asegurar que el Tank Américaine se convertirá con el tiempo en un reloj anhelado en toda colección.

Disponible en acero, oro rosa y oro blanco, el Tank Américaine satisface la mayoría de los gustos. Las versiones de segunda mano en metales preciosos del ya descatalogado Tank Américaine están disponibles a un tercio del precio de venta recomendado. Es un reloj que aún no ha sido del todo descubierto como un modelo que merezca la pena tener en su colección.

Adquiéralo ahora. Nunca será más barato, sobre todo teniendo en cuenta que Cartier presentó una nueva generación del Américaine, más esbelta y elegante, durante Watches & Wonders 2023. Este es un reloj que no dudaría ni un ápice en calificar como modelo que se querrá tener en toda colección en un futuro.

 

Pensando en las colecciones del futuro: posibles modelos

Hablando de las novedades de Watches & Wonders en 2023, también es interesante echar un vistazo a algunos de los nuevos relojes y debatir si en el futuro pasarán a ser modelos anhelados en cualquier colección. Pero, ¿qué hace que un reloj sea deseado en toda colección?

Un reloj suele desearse en toda colección si:

  •  Se trata de una edición limitada muy atractiva; por ejemplo, el 100th anniversary Cartier Cintrèe que se ofreció directamente a los coleccionistas en 2021.
  • Tiene una complicación poco común, o mejor aún, una primicia mundial; por ejemplo, el Parmigiani PF Tonda GMT Rattrapante del año pasado; o el Minute Rattrapante de este año.
  • Tiene una historia apasionante y mundialmente reconocida. El Daytona «Paul Newman» lo ejemplificó a la perfección cuando alcanzó más de 17 millones de dólares en una subasta en 2017.
  • Es un Rolex.

Por supuesto, esto último no siempre es así. El lanzamiento del Perpetual 1908 de este año es un buen ejemplo de un Rolex que probablemente no estará exhibiéndose en los escaparates de las tiendas. ¿Por qué? Bueno, en pocas palabras, no se parece a un Submariner, GMT-Master o Daytona, tres de los modelos más conocidos y reconocibles del fabricante de la corona.

Hemos visto que esto ocurre con otros modelos sin caja Oyster, por ejemplo, el Prince de 2005 y la línea Cellini de 2014, ahora descatalogada. La gente se siente tentada a buscar en otra parte un reloj elegante cuando no se parece a un Rolex. Dicho esto, los relojes que no son populares hoy pueden ser las piezas de colección del mañana. Por ejemplo, el Daytona de cuatro cifras fue un desastre en los primeros años de su producción, el Explorer II «Freccione» no se vendió durante años, y el Nautilus fue considerado una rareza por Patek Philippe cuando fue lanzado en 1976. Ahora los precios de estos modelos se han disparado y los relojes se encuentran entre los más anhelados para cualquier colección.

Pero no haga caso de todo lo que le he dicho y no olvide la moraleja a la hora de coleccionar relojes: compre para sí mismo relojes que pueda permitirse en términos de presupuesto y no pensando en el siguiente propietario. Y cuando mire su reloj, olvídese de dar la hora, simplemente mírelo con amor y sienta cómo se detiene el tiempo, porque, ya sabe, el amor es más importante que el dinero (por cierto, al igual que mi nueva cocina, mi segundo cuarto de baño y mi gimnasio).


Sobre el autor

Kristian Haagen

Llevo coleccionando relojes desde que tenía unos 20 años. Lo que más me gusta de los relojes antiguos es que suelen tener una historia fascinante o una procedencia interesante. La procedencia hace que un reloj sea mucho más interesante que cualquier reloj nuevo.

Ir al autor

Últimos artículos

Omega-Seamaster-Planet-Ocean-215.30.44.21.01.001-2-1
01/30/2024
Datos y tendencias
 5 minutos

Los 5 relojes con mejor rendimiento económico en los últimos tres meses de 2023

De Jorg Weppelink
Tonos del valor: el impacto de los colores de las esferas de los relojes en los precios
10/17/2023
Datos y tendencias
 4 minutos

Tonos del valor: el impacto de los colores de las esferas de los relojes en los precios

De Thomas Hendricks
ONP-427-Visual-Watch-Collection-Report-2-1
09/22/2023
Datos y tendencias
 5 minutos

Informe sobre la Watch Collection Parte II: cómo su colección crece con usted

De Chrono24