Iniciar sesiónIniciar sesión
2.602 relojes para "

TAG Heuer Carrera

"
Marca
Modelo
Precio
Diámetro
Año
Lugar
Más
Su selección

Su selección

Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Información general
Tipo de reloj
Referencia
Más...
Nuevo/usado
Disponibilidad
Género
Estado
Más...
Volumen de suministro
Características y funciones
Cuerda
Material de la caja
Más...
Esfera
Más...
Cristal
Más...
Funciones
Más...
Alto
Más...
Material luneta
Más...
Esfera con números
Resistente al agua
Más...
Otros
Más...
Correa
Material de la correa
Más...
Ancho de correa
Más...
Color de la correa
Más...
Material de cierre
Más...
Cancelar

Ordenar por

TAG Heuer Carrera Caliber Heuer 01 Skeleton TAG Heuer Carrera Caliber Heuer 01 Skeleton chil$ 2.565.877

TAG Heuer Carrera: Un emblemático cronógrafo

La colección Carrera es la más afamada de la casa TAG Heuer. Capaz de deslumbrar a pilotos profesionales y amantes de la relojería, estos cronógrafos ofrecen un alto grado de innovación en armonía con la elegancia más deportiva.

La casa relojera Heuer, conocida desde el año 1985 como TAG Heuer, presentó el primer modelo Carrera en el año 1963. El carismático nombre de esta colección encuentra sus raíces en una de las carreras más impredecibles y peligrosas de la historia de los deportes de motor: el rally Carrera Panamericana. Jack Heuer, bisnieto de Edouard Heuer, fundador de la casa, tuvo la oportunidad de asistir como cronometrador oficial a la carrera de las 12 Horas de Sebring en Florida, Estados Unidos. En los boxes de este prestigioso circuito, Jack entabló amistad con los pilotos mejicanos, Pedro y Ricardo Rodríguez. Entre carrera y carrera Jack empezó a conocer más detalles sobre la competición mejicana más arriesgada de la que jamás había escuchado hablar. Las anécdotas relatadas por los hermanos Rodríguez sobre este rally, conocido como "la carrera más peligrosa del mundo" inspiró a Jack Heuer para bautizar al cronógrafo del año 1963 con un nombre cargado de emoción, adrenalina y dinamismo: Carrera. La funcionalidad y la fiabilidad de este emblemático reloj, cautivó a grandes pilotos profesionales de la historia del automovilismo como Niki Lauda, Jo Siffert, Bruce McLaren o Ayrton Senna. Asimismo, el elegante y atractivo diseño sumó adeptos entre los amantes de la moda atemporal y clásica. Incluso, otras colección de esta casa suiza como la Monaco y la Aquaracer también se beneficiaron de la maestría y la funcionalidad del icónico cronógrafo Carrera.

El Carrera de 1963

El primer Carrera de la década de los sesenta, se distinguió por presentar un diseño limpio y sencillo. La sobriedad y la claridad del grafismo de su esfera disponía de un bisel interior de 45 grados con divisiones de 1/5 segundos. El diseño aumentó la construcción de la pieza en 2 mm y proporcionó mejor legibilidad. La ausencia de una escala taquimétrica o telemétrica permitió a la casa distinguirse de los cronógrafos de las casas Rolex y Omega, y sus modelos: el Daytona y el Speedmaster. Heuer, plasmó en el Carrera de 1963 las subesferas con el pequeño segundero, y los totalizadores de 30 minutos y 12 horas creando una sensación de profundidad. Como dato adicional, cabe señalar que el indicador de la fecha fue añadido años más tarde.
El motor alojado en la emblemática pieza de 36 mm, fue el calibre de cuerda manual Valjoux 72 que también utilizó la casa Rolex para dar vida al Daytona de los años sesenta. El legendario calibre disponía de una reserva de marcha de 46 horas, contaba con 17 joyas y oscilaba a 18 000 alternancias por hora (a/h).

La reedición más vintage del Carrera

Heuer fabricó la primera generación del Carrera hasta la década de los ochenta. La casa lanzó una edición vintage de este clásico en el año 1996, y, en el 2015, TAG Heuer presentó una reedición retro del modelo con un diámetro de 39 mm muy similar al de la década de los sesenta. Las dos subesferas de color antracita posicionan un totalizador de 30 minutos a las nueve, y un pequeño segundero a las tres, contrastando la esfera gris que dispone de una escala telemétrica alrededor. Además, la inscripción "Heuer" (sin TAG) sobre la esfera hace alusión a la primera versión de este emblemático reloj, cuya correa de piel perforada confieren ese toque vintage que viste con un gusto exquisito las muñecas más clásicas.
En el interior de esta reedición, TAG Heuer alojó el Calibre 18 que combina el calibre 2892 de ETA (uno de los fabricantes de movimientos más prestigiosos del mercado), con el módulo 2223 de Dubois Dépraz, una casa especializada en la construcción de complicaciones. El Calibre 18 presenta 28 mm de diámetro, 37 joyas, y plasma sobre las seis un indicador de la fecha con ajuste rápido. Asimismo, ofrece una oscilación de 28 800 a/h, y una autonomía de 40 horas. A través del cristal de zafiro, TAG Heuer deja al desnudo el calibre y el rotor.

Calibre 1887: Movimiento de manufactura con piñón oscilante

En el año 2010, con motivo de su 150 aniversario, TAG Heuer presentó el Calibre 1887. Esta nueva generación de movimientos de cronógrafo, basó su construcción en el calibre 6S78 de la casa japonesa Seiko. TAG Heuer encontró en dicho calibre el candidato perfecto que satisfacía las siguientes especificaciones: un tamaño visiblemente más delgado que el Valjoux 7750, una rueda de pilares y un piñón oscilante construidos en su interior. Edouard Heuer, fundador de la compañía suiza, desarrolló y patentó el piñón oscilante en el año 1887. Este mecanismo acopla los engranajes de tal manera que proporciona más precisión y suavidad al arranque y la parada del instrumento. Considerado particularmente fiable, este sistema ha sido un componente clave en la construcción de los cronógrafos de alta gama.
El movimiento presenta un diámetro de 29,3 mm, dispone de 39 rubíes y un ajuste rápido de la fecha. El volante ofrece una frecuencia de 4 Hz, es decir, 28 000 a/h, y una reserva de marcha de 50 horas (40 horas en modo cronógrafo). El pequeño segundero se posiciona a las nueve, el contador de los minutos a las doce, y el totalizador de las horas a las seis. Asimismo, el mecanismo de parada de segundero ofrece alta precisión y fiabilidad.

El Carrera del siglo XXI

Con el paso del tiempo, el diseño del Carrera ha ido creciendo. Los 36 mm de diámetro del modelo lanzado en 1963 han aumentado en varios milímetros, de tal manera que, en la actualidad, TAG Heuer ofrece modelos con cajas de 41, 43, 44 y 45 mm. Su estética también se ha visto renovada con los años. Una escala taquimétrica sobre el bisel, así como subesferas y agujas en contraste con la esfera, confieren un estilo muy elegante y deportivo al reloj. Además, las costuras rojas de la correa de cuero conceden, junto a los detalles en rojo de las agujas, las esferas y la corona, un acento de color al diseño. La casa ofrece alternativamente correas fabricadas en caucho o piel de aligátor, como también brazaletes de acero inoxidable. La edición especial, McLaren 1974, brinda un homenaje a los éxitos alcanzados por la escudería McLaren de la Fórmula 1. La leyenda de color naranja "McLAREN 1974 EDITION" plasmada sobre el bisel del cronógrafo, en conjunto con la esfera de color blanco, ofrecen un diseño único con una perfecta legibilidad gracias a los índices marcados de 05 a 60. El caucho negro lleva el relieve de los neumáticos grabado sobre la correa que deslumbra por su carácter deportivo.
Los modelos de las colección Carrera de tres agujas, cautivan con un diseño sobrio y muy elegante que renuncia a sus raíces automovilísticas presentando una estética muy clásica. Las versiones bicolor fabricadas en acero inoxidable combinando el oro amarillo o rosa, son especialmente preciosas. Las esferas ofrecen un grafismo equilibrado con índices de bastones o números arábigos en combinación con agujas sofisticadas y delgadas. Los modelos con doble huso horario, disponen de una cuarta manecilla para —como no— la función GMT, perfecta para satisfacer las necesidades de los viajeros frecuentes. Las versiones de tres agujas, cuentan con un indicador de la fecha o día de la semana. Por último, cabe destacar que las últimas versiones ofrecen una resistencia al agua de 100 m.

Inspirado en los deportes de motor

La colección TAG Heuer Carrera, diseñada originalmente para pilotos profesionales, es una de las más admiradas y codiciadas por los amantes de la relojería alrededor del mundo. Su elegancia, en equilibrio con su deportividad, funcionalidad y dinamismo, hacen de esta colección una de la más emblemáticas de esta casa suiza, que se caracteriza por perseguir la perfección de la precisión, desafiando el convencionalismo.