Iniciar sesiónIniciar sesión
4.040 relojes para "

Rolex Oyster Perpetual

"
Marca
Modelo
Precio
Diámetro
Año
Lugar
Más
Su selección

Su selección

Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Información general
Tipo de reloj
Referencia
Más...
Nuevo/usado
Disponibilidad
Género
Estado
Más...
Volumen de suministro
Características y funciones
Cuerda
Material de la caja
Más...
Esfera
Más...
Cristal
Más...
Funciones
Más...
Alto
Más...
Material luneta
Más...
Esfera con números
Resistente al agua
Más...
Otros
Más...
Correa
Material de la correa
Más...
Ancho de correa
Más...
Color de la correa
Más...
Material de cierre
Más...
Cancelar

Ordenar por

Rolex Oyster Perpetual Oro Amarillo Rolex Oyster Perpetual Oro Amarillo
chil$ 5.110.500

Oyster Perpetual: la piedra angular de Rolex

El Oyster Perpetual encarna el éxito de Rolex y actualmente es uno de los relojes de lujo más exitosos a nivel mundial. Su atemporalidad y su estilo clásico combinan una caja de acero inoxidable hermética con un mecanismo de carga mediante rotor.

Lo más destacado del Rolex Oyster Perpetual

  • Es uno de los modelos más populares de la casa Rolex
  • Precisión cronométrica certificada por el COSC
  • Fue el primer reloj hermético de la historia
  • Estética atemporal y sutil
  • Corona enroscada Twinlock

Relojes atemporales y sutiles

Rolex une en el Oyster Perpetual dos históricas invenciones de la relojería. Con una caja hermética y el primer mecanismo de carga con rotor, la casa relojera se presentó ante el mundo como una de las pioneras en el ámbito de la técnica relojera. Actualmente, la firma suiza basa la mayoría de sus modelos en el emblemático Oyster Perpetual.
La ostra, una de las especies más atractivas del mundo submarino, concede el nombre a una de las colecciones de Rolex que, desde los años veinte, se presenta como una de las primeras en innovar en el ámbito de la hermeticidad y las prestaciones bajo el agua. La primera versión de la caja Oyster se lanzó en 1926. El 7 de octubre del año siguiente, la nadadora inglesa Mercedes Gleitze puso a prueba esta pieza cruzando el canal de la Mancha. El Oyster demostró con éxito sus excelentes prestaciones y se convirtió en el primer reloj resistente al agua de la historia tras haber soportado alrededor de ocho horas de travesía.
Desde entonces, la caja Oyster goza de una excelente reputación y se ha convertido en un término consolidado en el ámbito de la relojería. Es decir, una caja que actualmente no solo acompaña a este modelo, sino también a otros relojes Rolex. Por lo general, estas cajas están equipadas con un bloque sólido de metal que forma la parte central y presenta un fondo atornillado con un borde nervado que permite a los relojeros acceder al corazón del reloj sin necesidad de utilizar herramientas especiales para abrir la caja y realizar el mantenimiento o la reparación de las piezas.
El modelo estándar continúa distinguiéndose por lucir tres agujas y una estética atemporal. Además, los modelos de la colección se diferencian entre sí por el número que Rolex ha añadido al nombre de cada modelo, y que simbolizan el diámetro de la caja del reloj ofreciendo tamaños entre los 26 y los 39 mm. La amplitud de la gama de los Oyster Perpetual ofrece la posibilidad de encontrar tanto relojes de hombres como de mujeres en la colección. Las versiones de 34 y 36 mm destacan especialmente por ser modelos unisex.

Rolex Oyster Perpetual: asesoramiento de compra

Los Rolex Oyster Perpetual son modelos adecuados para empezar a sumergirse en el universo de la relojería de lujo. Su robustez y su hermeticidad de hasta 100 m son las principales características que clasifican a estos ejemplares dentro de la categoría de los relojes deportivos y elegantes. Es decir, un reloj adecuado para cualquier ocasión que marca tendencia tanto en la moda deportiva como en la más glamurosa. Especialmente los modelos de 26 y 31 mm lucen elegantes y atractivos en una muñeca femenina.
En cuanto a su precio, el Rolex Oyster Perpetual ronda los 5000 euros. Si elige un modelo de oro blanco e inserciones de diamantes, hay que añadir 3000 euros más a su precio estándar. En el mercado de segunda mano se pueden encontrar relojes de mujer entre los 1000 y los 2000 euros, y los relojes de hombre están disponibles a partir de los 2000 euros.
Como todos los Rolex, el Oyster Perpetual también es un reloj con un alto potencial de revalorización. Un modelo estéticamente similar al de Rolex, aunque con una caja de oro y un precio más elevado, es el Calatrava de la casa Patek Philippe.

Información y consejos de compra

  • El precio de un Rolex Oyster Perpetual sin uso ronda los 5000 euros
  • Relojes de mujer usados a partir de los 1000 euros
  • Los relojes de hombre de segunda mano están disponibles a partir de los 2000 euros
  • Los Oyster vintage fabricados en oro blanco por aproximadamente 10 000 euros

Un movimiento automático revolucionario

En 1931, Rolex presentó en el Oyster Perpetual otro avance técnico de primicia mundial: el primer reloj de pulsera con un sistema de carga con rotor libre. El mecanismo integra una masa oscilante de metal que aprovecha la energía cinética del cuerpo para moverse y suministrar la potencia necesaria al muelle. Patentando en 1932, esta técnica ha logrado consolidarse y, hasta hoy, se ha mantenido sin apenas experimentar cambios. El primer rotor Perpetual se presentó al mundo con un rotor unidireccional, y no fue hasta 1940 que se lanzó el mecanismo de cuerda automática con rotor bidireccional. Esta técnica desarrollada por Rolex ha marcado un antes y un después en la historia de la relojería que ha logrado mantenerse hasta nuestros días y establecerse en la producción de otras firmas.
El acero inoxidable es el protagonista de los nuevos Oyster Perpetual. Tanto la caja como el brazalete de tres eslabones están fabricados con este material del tipo 904L, un metal de alta tecnología especialmente resistente a los arañazos y a la corrosión. Sin embargo, también cabe señalar que los Oyster Perpetual de la décadas anteriores también estaban disponibles en oro.
La corona atornillada en la carrura, se caracteriza por ofrecer un sistema de doble hermeticidad introducido en el año 1953 conocido como Twinlock. Por lo tanto, los modelos actuales ofrecen una hermeticidad de 100 m (10 bares).

Diferentes tamaños, diferentes calibres

Debido a la amplia selección de tamaños en la colección Oyster Perpetual, Rolex aloja diferentes movimientos en los relojes. En la variante de 39 mm con referencia 114300, la casa ha albergado el calibre 3132, un movimiento que también se encuentra en el modelo Explorer. El rotor oscila de manera bidireccional y ayuda al movimiento a proporcionar una reserva de marcha de 48 horas. Una de las principales características del 3132 es su alta precisión. Con una desviación máxima de dos segundo al día, este modelo ostenta la certificación otorgada por el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC). Además, ofrece un sistema de parada de segundero que permite ajustar la hora de forma precisa.
Este movimiento mecánico de cuerda automática 3132 integra una espiral Parachrom fabricada en una aleación exclusiva de niobio y circonio. Esta pieza de alta tecnología presenta hasta diez veces más resistencia ante las perturbaciones que las espirales convencionales. También el sistema de amortiguación Paraflex ha sido desarrollada por la casa suiza y protege al movimiento en condiciones extremas.
En las versiones más pequeñas de los Oyster Perpetual, Rolex también aloja una espiral Parachrom. La caja de 26 mm guarda en su interior el calibre 2231, un mecanismo que, en cuanto precisión y reserva de marcha, no tiene nada que envidiar a los calibres más grandes como el 3132. El movimiento 2231 también da vida a la variante de 31 mm de diámetro.
Los modelos de 34 mm se pueden elegir opcionalmente con una indicación para la fecha. Estas versiones alojan el prestigioso calibre 3135, un movimiento que también se presenta en los relojes de buceo como el modelo Sea Dweller 4000 o el Deepsea, y también provee una certificación de precisión del COSC.

Una estética limpia y sin pretensiones

La ventana para fecha con una lente Cyclops sobre el cristal de zafiro no es la única característica extra que ofrece el Oyster de 34 mm. Este modelo femenino con la referencia 115234 presenta índices de diamantes posicionados sobre las horas impares, cuenta con una caja de oro blanco combinada con el acero inoxidable 904L, y luce un bisel estriado que otorga el acento de distinción al reloj.
En general, la colección Oyster Perpetual cautiva con una estética sencilla que se mantiene elegante pero sin ostentaciones. Las esferas de color verde oliva, "Red grape" (malva) o champán conceden a la colección un acento cromático más expresivo que se diferencia de las esferas de tonos clásicos como el grafito, blanco o azul marino. Las agujas finas y sutiles están revestidas de un material luminiscente y, por lo tanto, se distinguen por brillar en la oscuridad. Rolex plasma principalmente índices tipo bastón en estos relojes, sin embargo, también ofrece algunos modelos con número arábigos y romanos. Posicionado a las doce, el logotipo de la corona de cinco puntas preside la decoración de estas joyas de relojería.
El brazalete, homónimo a esta colección y conocido como brazalete Oyster, se presentó a finales de la década de los treinta y se distingue por lucir eslabones planos de tres piezas enlazados entre sí. Rolex ofrece la posibilidad de ajustar la longitud del brazalete utilizando el sistema patentado Easylink que ofrece comodidad y flexibilidad.
Por último, cabe destacar que muchos de los relojes más exitosos de Rolex, como el Submariner, el Daytona o el Explorer, pertenecen a la gran familia Oyster Perpetual.

Materiales de las cajas

  • Fabricadas principalmente en acero inoxidable 904L
  • Algunos modelos están disponibles en oro blanco
  • Es posible encontrar modelos vintage de oro amarillo