Iniciar sesiónIniciar sesión

Comparando relojes: Audemars Piguet Royal Oak, IWC Schaffhausen Ingenieur y Patek Philippe Nautilus

Shane Griffin
30.11.2016
Compartir artículo:
Audemars Piguet Royal Oak, IWC Schaffhausen Ingenieur and Patek Philippe Nautilus compared
Shane Griffin
30.11.2016

Pocas personas han dejado su huella en el diseño relojero como Gérald Genta. A lo largo de su ilustre carrera, Genta ha diseñado múltiples relojes únicos, creando varios de los iconos de la industria. Hoy vamos a echar un vistazo a tres de esos iconos: el Audemars Piguet Royal Oak, IWC Ingenieur y el Patek Philippe Nautilus.

Audemars Piguet Royal Oak
Aunque cuenta con una cartera estelar de diseños, Genta es más conocido por el Royal Oak. Según la leyenda, Genta se dio un plazo de 24 horas para crear un reloj deportivo de acero diferente de cuantos se habían visto antes. Aunque no fue un éxito inmediato, se podría decir que el Royal Oak fue una absoluta “misión cumplida”.

Creado en 1971, el Royal Oak redefine el reloj deportivo de acero. Equipado originalmente con el calibre Jaeger —LeCoultre ultrafino 920— el Royal Oak contó con una caja elegante y correa integrada, con un acabado de muy alta gama en todos sus elementos. Parece como si cada borde de la caja y el brazalete estuviera biselado y pulido con acabado de espejo. Sin embargo, si tuviera que elegir un aspecto del Royal Oak para identificarlo, me quedaría con el bisel octogonal y las cabezas de los tornillos expuestas, donde se ve la influencia de un casco de buceo. El Royal Oak era tan decididamente único que, tras su irrupción en el mercado, todo modelo con un mínimo parecido es recibido como un homenaje.
Desde la aparición del Royal Oak, Audemars Piguet ha aprovechado al máximo el diseño, generando un sinnúmero de variantes y sucesores. La referencia original 5402 ha evolucionado muy poco hasta la actual referencia 15202, que sigue utilizando el mismo calibre JLC 920 y el hermoso dial tapisserie. También hay un modelo de base del Royal Oak que resulta bastante similar al 15202, al menos a primera vista. Pero este modelo incluye una aguja segundera y utiliza un movimiento de creación propia, superior al JLC. Más allá de esas dos referencias Royal Oak, encontrará una variedad de complicaciones, como indicadores de reserva de marcha, cronógrafos, y calendarios perpetuos.
Buscando crear nuevos modelos para ampliar el éxito de su icono, AP puso en marcha una línea de voluminosos relojes deportivos en 1993, conocida como el Royal Oak Offshore. En el Offshore, encontrará una variedad similar de complicaciones y metales. Tanto es así que hay docenas de posibles opciones de Royal Oaks y Offshores en la línea AP. La verdad es que el Royal Oak domina la producción de Audemars Piguet. Y, teniendo en cuenta su historia y los diseños únicos que ofrecen, no veo nada malo en ello.

IWC Ingenieur
Tras el Royal Oak, Genta ayudó a dar nueva vida al Ingenieur de IWC. Lo que había sido un simple reloj de aspecto clásico durante 20 años, estaba a punto de recibir un cambio de imagen en 1970 siguiendo la línea del Royal Oak. IWC estaba tratando claramente de capturar algo de la popularidad del Royal Oak, pero fueron bloqueados por la “crisis de cuarzo”, que estaba en su apogeo en 1976.
Aunque el Ingenieur SL no fue un éxito comercial, fue un reloj impresionante sin lugar a dudas. La caja de 40 mm en forma de tonel resultaba imponente, acompañada de un brazalete integrado y un bisel redondo fijado por cinco tornillos expuestos. Otra característica que separaba el Ingenieur de sus predecesores fue el detallado motivo guilloché sobre la esfera. Sin embargo, para los adictos de los movimiento, lo que estaba dentro era lo realmente impresionante. Hubo unas pocas referencias en la nueva línea Ingenieur, pero la variante insignia llevaba un calibre 8541 ES de producción propia; un movimiento anti-magnético capaz de soportar campos de hasta 80 000 A/m.
Como los relojes mecánicos estaban adquiriendo el estatus de artículo de lujo, el Ingenieur se adaptó a los tiempos y es ahora una constante en el catálogo de la IWC. Al igual que el Royal Oak actual, es posible elegir entre una gran cantidad de Ingenieurs. Aunque muchos de los Ingenieurs actuales están menos pensados para la lucha contra el magnetismo —que era más o menos su atractivo original— el modelo de base Ingy es un gran tributo a la creación de Genta. La referencia 3239 de 40mm tiene muchas de las mismas claves de diseño, y es una gran forma de iniciarse en el mundo de la relojería mecánica, en un rango de 5000 €.

IWC Schaffhausen Ingenieur Automatic

IWC Schaffhausen Ingenieur Automatic, Imagen: Auctionata

Patek Philippe Nautilus
Más o menos al mismo tiempo que Genta desarrollaba el Ingenieur actual, Patek Philippe requirió también sus servicios. Al igual que la IWC, Patek estaba buscando un reloj deportivo de acero para competir en el nuevo mercado creado por Audemars Piguet. Lo que Genta aportó a esta búsqueda fue el Nautilus, un diseño similar a los anteriores, pero con carácter propio.
Para dar a Patek lo que quería, Gerald Genta fue de nuevo al mar en busca de inspiración. Si para el Royal Oak se había basado en la frontal de un casco de buceo, el Nautilus tomó la forma de un ojo de buey como elemento de partida. La esfera recuerda a un cuadrado redondedado con un bisel plano y está flanqueada a ambos lados por lo que parece ser un asa y una bisagra. Como el Royal Oak y el Ingy, el Nautilus utiliza un brazalete integrado, que es sin duda uno de los mejores y más cómodos en el mercado. Como el Royal Oak, este modelo también lleva el calibre JLC 920 latiendo en su interior, permitiendo que el Nautilus logre un perfil increíblemente delgado y añadiendo comodidad a la pulsera. Si el Royal Oak y el Ingy eran grandes para su tiempo, con 39 mm y 40 mm respectivamente, el Nautilus fue un gigante de 42mm.
Quizás porque el Nautilus fue una variación tan grande respecto a la línea tradicional de Patek, tardó un poco tiempo en alcanzar inercia de ventas. Con el tiempo, la década de 1980 atrajo más atención sobre el Nautilus, por lo que Patek ofreció más variedad. Dos nuevas referencias para señora —y una versión más pequeña para hombre— llegaron al mercado, y el resto es más o menos historia. No sería hasta 1998 cuando Patek añadió una complicación, pero ahora la colección es bastante diversa. Lo que originalmente no fue ampliamente aceptado por los fans de Patek es ahora un elemento absolutamente básico para esta empresa de alta relojería.

Si ponemos uno al lado del otro, los tres hermanos tienen quizás madres diferentes, pero son fruto innegablemente de la misma mente creativa. Anteriormente, el diseño apasionado de los genios relojeros había estado más centrado en la geometría de los movimientos y en el acabado técnico, pero Genta se encargó de llevarlo a la superficie. Al igual que otros grandes artistas, su trabajo no fue realmente apreciado hasta años más tarde, cuando comenzó a crear sus propias tendencias desde cero. Muchas marcas han pasado a copiar los diseños del Royal Oak, el Ingenieur, y el Nautilus, pero no hay nada como el original. Con más de 40 años de referencias y variantes para elegir, cada colección puede beneficiarse de uno de los relojes deportivos de acero que Genta convirtió en diseños únicos.

Patek Philippe Nautilus 5711

Patek Philippe Nautilus 5711, Imagen: FratelloWatches

Artículos seleccionados

01.12.2016 de
Seguir leyendo
30.11.2016 de
Seguir leyendo