Iniciar sesiónIniciar sesión
2.954 relojes para "

Audemars Piguet Royal Oak

"
Marca
Modelo
Precio
Diámetro
Año
Lugar
Más
Su selección

Su selección

Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Su selección

Lamentablemente, no hay ningún resultado para su búsqueda
Información general
Tipo de reloj
Referencia
Más...
Nuevo/usado
Disponibilidad
Género
Estado
Más...
Volumen de suministro
Características y funciones
Cuerda
Material de la caja
Más...
Esfera
Más...
Cristal
Más...
Funciones
Más...
Alto
Más...
Material luneta
Más...
Esfera con números
Resistente al agua
Más...
Otros
Más...
Correa
Material de la correa
Más...
Ancho de correa
Más...
Color de la correa
Más...
Material de cierre
Más...
Cancelar

Ordenar por

Audemars Piguet Royal Oak Chronograph 39 mm Audemars Piguet Royal Oak Chronograph 39 mm chil$ 11.739.308

La leyenda: Audemars Piguet Royal Oak

El Royal Oak es el modelo icono de Audemars Piguet. Con este reloj de acero inoxidable, la manufactura suiza consiguió revolucionar el mercado de los relojes de lujo. Actualmente, este reloj es el modelo más prestigioso de la compañía.

Lo más destacado de la colección Audemars Piguet Royal Oak

  • El modelo más exitoso de Audemars Piguet
  • Bisel octogonal con ocho tornillos hexagonales
  • Brazalete de metal integrado
  • Cajas fabricadas en acero inoxidable, oro de 18 quilates, titanio o cerámica
  • También disponible con calendario perpetuo, cronógrafo o tourbillon

Audemars Piguet: el nacimiento de un icono

Audemars Piguet presentó el Royal Oak en el año 1972. Con él, la manufactura consiguió romper con el convencionalismo. El Royal Oak fue el primer reloj de lujo con una caja y un brazalete de acero inoxidable. Otro modelos, como por ejemplo de la casa Rolex, también disponían de ejemplares fabricados en el mismo material, pero resultaban mucho más económicos y se consideraban relojes-herramienta y no relojes de lujo. En su lanzamiento, el Royal Oak costaba más de 3600 euros, un precio considerablemente alto para los años setenta. Cabe señalar que los relojes de casas como Patek Philippe fabricaban ejemplares en metales precioso que solían ser incluso más asequibles que el mismo Royal Oak. La firma de lujo suiza aún no contaba con relojes deportivos en su catálogo. Con un diámetro de 39 mm, el Royal Oak (referencia 5402ST) era notablemente más grande que los relojes de la época, con un diámetro de 35 mm. En muchos sentidos, el Royal Oak fue un reloj adelantado a su tiempo.

¿Qué características presenta el Royal Oak?

La característica más destacada del Audemars Piguet Royal Oak es el bisel octagonal con cantos biselados, ocho tornillos hexagonales para fijar el bisel a la caja y un brazalete de metal integrado. También la esfera adornada con pequeños cuadrados es una característica que distingue el modelo. El proceso se lleva a cabo mediante unas máquinas automáticas de grabado que la firma denomina "Petite Tapisserie" y "Grande Tapisserie". En general, el diseño se asemeja a las ventanas tipo ojo de buey. El responsable de este estilo es Gérald Genta, uno de los?? diseñadores de relojes más prestigiosos del ámbito de la relojería. Modelos como el Nautilus de Patek Philippe o el Ingenieur SL de IWC (International Watch Company) también fueron diseñados por Genta. Resumiendo, el Royal Oak luce un toque retro. Su diseño recuerda el estilo de la década de 1970, sin embargo, no pierde su carácter atemporal.

¿Cuánto cuesta un Audemars Piguet Royal Oak?

Con un Royal Oak en la muñeca manifestará su sentido por el estilo. Sin embargo, esto no lo es todo: este reloj es un símbolo de estatus. Los modelos femeninos de segunda mano alojan un movimiento de cuarzo y se encuentran a partir de los 2000 euros. Si desea un reloj de cuerda automática, debe invertir al menos 3500 euros. Los relojes de mujer sin estrenar y con un calibre de cuarzo cuestan cerca de 10.000 euros, mientras que un Royal Oak nuevo (para dama) alcanza los 13.000 euros.
El precio de los relojes de hombre (también unisex) empieza a partir de los 6000 euros. Estos ejemplares de ocasión ofrecen un diámetro de 36 mm. Sin estrenar, los modelos del año 2016 rondan los 13 000 euros. Estas versiones presentan 37 mm. Los relojes con una caja de 39 mm de diámetro se asemejan al Royal Oak de 1972. Los modelos de segunda mano también cuestan 13 000 euros y los ejemplares nuevos están disponibles a partir de los 22 000 euros. Por último cabe señalar que la versión actual de 39 mm se identifica con la referencia 15202ST.
Para los amantes de los relojes vintage recomendamos el número de referencia 5402ST, es decir, el primer Royal Oak de la década de 1970. Este reloj cuesta cerca de 20 000 euros. Sin embargo, los ejemplares de ocasión en buen estado de conservación pueden alcanzar también los 40 000 euros.
Si prefiere un modelo más grande, eche un vistazo a la referencia 15400ST. Este reloj cuenta con un diámetro de 41 mm y, por lo tanto, se adapta a muchos tipos de muñeca. Los ejemplares de segunda mano en buen estado de conservación rondan los 13 000 euros. Para los relojes sin estrenar debe invertir al menos los 15 000 euros.
Si desea comprar un Royal Oak para cronometrar intervalos de tiempo, le recomendamos el modelo con una función de cronógrafo. Los ejemplares de ocasión cuestan aproximadamente 12 000 euros, mientras que el precio de los relojes nuevos empieza a partir de 16 000 euros. Si prefiere un reloj con un calendario perpetuo, la versión Royal Oak Perpetual Calendar ronda los 25 000 euros en el mercado de segunda mano. Sin estrenar, esta joya alcanza el rango de los 50 000 euros.

¿Qué modelos ofrece la colección Royal oak?

Modelo Diámetro Grosor Material Funciones Precio
Royal Oak ref. 15202 39 mm 8,1 mm Acero inoxidable, oro Horas, minutos, fecha, automático 15 000-53 000 euros
Royal Oak ref. 15400 41 mm 9,8 mm Acero inoxidable, oro, oro y acero Horas, minutos, segundos, fecha, automático 13 000-60 000 euros
Royal Oak Chronograph 39-41 mm 10,8 mm Acero inoxidable, titanio, oro Fecha, cronógrafo, automático 12 000-55 000 euros
Royal Oak Openworked 39-41 mm 9,4-9,9 mm Acero inoxidable, oro Horas, minutos, segundos, automático 40 000-82 000 euros
Actualmente, la colección Royal Oak de Audemars Piguet ofrece más de 100 modelos diferentes. Cuenta con relojes de acero inoxidable, oro, con o sin diamantes, con uno o tres agujas, con o sin función de cronógrafo, etc. Los relojes de mujer están disponibles en varios tamaños: desde los 33 hasta los 37 mm. De hecho, los caballeros también pueden lucir la variante más grande. En el modelo de 33 mm oscila un movimiento de cuarzo. Algunas versiones lucen diamantes en el bisel, la esfera o en la caja. Las correas están disponibles en metal o piel de aligátor en los colores negro, blanco, azul o marrón. La caja también se fabrica en oro de 18 quilates y ofrece la posibilidad de elegir entre el oro amarillo, blanco o rosa.
Uno de los modelos más destacados de la serie es el ejemplar con una esfera y movimiento esqueletizados. Las piezas individuales del movimiento se trabajan de manera detallada y delicada hasta crear auténticas obras de arte. Este tipo de versiones "openworked", así como los denomina Audemars Piguet, presenta el calibre tanto al anverso como al reverso. El reloj dispone de una tapa de cristal de zafiro que permite contemplar el calibre automático. Incluso, algunos modelos incluyen un tourbillon.
Para los admiradores del Royal Oak original recomendamos el número de referencia 15202ST. Este reloj, al igual que el modelo de la década de 1970, ofrece un diámetro de 39 mm. Además, con una altura de 8,1 mm, es cómodamente plano. De está manera, se puede ceñir bajo los puños de las mangas y lucir elegante con un traje de chaqueta. La versión de 41 mm también se mantiene plana con sus 9,8 mm. Entre el modelo actual con referencia 15202ST y el Royal Oak original se aprecia poca diferencia. Sin embargo, actualmente el modelo ofrece un fondo de cristal de zafiro que permite contemplar la belleza del calibre. Asimismo, el color del disco de la fecha armoniza con el tono de la esfera. El primer Royal Oak lucía los números del disco en color negro sobre un fondo blanco.
En el modelo de 39 mm del Royal Oak late el calibre automático 2121. El movimiento ofrece una altura de 3,05 mm, una reserva de marcha de 40 horas, una frecuencia de 19 800 alternancias por hora (2,75 Hz) e incluye un total de 247 piezas. Este calibre basa su construcción en el Jaeger-LeCoultre 920. Sin una función de la fecha, el reloj sorprende con una delgadez de 2,45 mm. Con este valor, el calibre automático se presenta como el más plano del mercado. Los relojes de Patek Philippe y Vacheron Constantin alojan este calibre.

Lo más destacado de la colección Royal Oak

  • Ejemplares con una esfera y movimiento esqueletizados
  • Relojes ultra planos con tourbillon
  • Ofrece complicaciones como calendario perpetuo, repetición de minutos o cronógrafo

La historia del Audemars Piguet Oak

La historia del Audemars Piguet Royal Oak se remonta al año 1971. En aquel año, Georges Golay dirigía la compañía familiar. En el año 1971, Carlo de Margi, el agente distribuidor de Audemars Piguet para Italia, solicitó al Director General un reloj de pulsera versátil apropiado tanto para viajar con el coche deportivo, en barco o en un evento nocturno en el club de moda. Como material, Marchi sugirió el acero inoxidable.
El responsable de concebir el diseño del reloj fue Gérald Genta. El prestigioso diseñador esbozó el reloj inspirándose en los recuerdos de su infancia: en sus primeros años, recuerda como un buzo profesional se preparaba para ponerse la escafandra. Los tornillos y la junta de goma establece un vínculo con el traje de buzo y sirvieron de inspiración para esbozar el diseño del reloj. Como resultado concibió un bisel amplio y octogonal con ocho tornillos hexagonales, cuyo aspecto se asemeja a las ventanas tipo ojo de buey. Además, las ranuras de los tornillos se alinea con delicadeza creando armonía. Para conseguir la exquisita simetría los tornillos se atornillaron desde la parte posterior de la caja. Asimismo, las cabezas de los tornillos se empotran al bisel conectando la junta de goma con la caja, por lo tanto, los tornillos también cumplen un fin funcional.
Genta también integró el brazalete al reloj, cuyos eslabones reducen su tamaño hasta llegar a la hebilla. El diseño del reloj, bien recibido por los responsables de la compañía, se denominó internamente "Safari" y se presentó finalmente en la Feria de Basilea en el año 1972.
Cabe señalar que los primeros prototipos del Royal Oak se fabricaron en oro blanco, un material que, en comparación con el acero inoxidable, es más ligero y fácil de pulir. Al principio, el Royal Oak no fue un éxito ya que con sus 39 mm de diámetro resultaban demasiado grandes para los relojes de la época. Además, su precio (3650 Francos suizos) era considerablemente alto para un reloj fabricado en acero inoxidable. En total, se vendieron aproximadamente 400 relojes en los tres primeros años. Sobre todo los clientes alemanes supieron admirar el vanguardismo de este ejemplar extremadamente plano que con el tiempo logró convertirse en el bestseller de Audemars Piguet.